Un fin de año a lo Nicaragüense

Este fin de año la pasamos con la familia de Jean. Un fin de año diferente, en familia y con otras costumbres. La verdad, si extrañé a mis papás pero supongo que por ser la primera vez lejos, es normal. Tengo la suerte que mi familia adoptiva me abrió las puertas de su hogar y hicieron de todo para hacerme sentir como en casa.

Este año que está iniciando tengo la fe y esperanza en que será mejor para todos. En lo personal, en lo económico y en la salud. Recién las cosas vuelven a la normalidad (no tanto todavía) pero aquí vamos, sigamos las medidas de bioseguridad, mantengamos nuestra burbuja, sigamos usando nuestra mascarilla en espacios cerrados, que el alcohol y gel alcoholado sigan siendo de nuestros mejores aliados no solo por este nuevo año sino que sea una costumbre que pasemos a próximas generaciones.

El año pasado me sorprendió el destino con JCA y su familia (o no sé si influyó algo que para la celebración del año nuevo 2020-2021 la pasé metida debajo de la mesa jajajaja). Sea como sea, agradezco todas las cositas (buenas y malas, por que no?) que pasaron en medio de un momento en el que todos intentamos regresar a la normalidad luego de 1 año encerrados por la pandemia.

Estoy realmente feliz por todas las cositas y personas que se han cruzado en mi camino para quedarse y estoy deseosa para seguir avanzando y cumpliendo metas, ahora, de la mano de mi JCA.

Recuerden que aquí lo importante es que nos mantengamos todos en familia y saludables. Lo demás pues tarde o temprano llegará por si solo.